Dostrescinco: "Siempre nos sacamos las ganas de hacer lo que se nos pinte"

 Nicolás Garrido

Nicolás Garrido

En 2013, desde la edición de su EP Voluntad, el objetivo de Dostrescinco era concreto: no solo mejorar y profesionalizarse como banda de hip hop, sino también colaborar para que todo el género avance junto a ellos. Eso que en palabras suena lindo y ambicioso, en los hechos en esos cuatro años el quinteto de MCs lo logró cumplir. Con su siguiente disco, Nueva Temporada (2014) y el más reciente Recordis, se forjaron como uno de los proyectos más exitosos y populares del hip hop, ganando premios y conquistando escenarios. 

“Este año estamos cayendo en muchas cosas que pintaron, y nos estamos dando cuenta de que ese crecimiento últimamente fue más empinado. Pero en realidad la banda siempre fue creciendo a un ritmo estable”, dice Bruno Cammá, beatmaker y MC. “Todos los años se fueron consiguiendo nuevas cosas y siempre estuvimos tratando de aprender a trabajar mejor”. 

“Es un camino necesario, es el que hay que hacer”, agrega el MC Gabino Suanes. “Toparse con cosas por primera vez y ver cómo afrontarlas. Ahora tenemos un equipo de trabajo que cuando estábamos con Voluntad no teníamos”. 

Este año participaron de la Semana de la Cerveza y del Antel Fest como el único grupo de hip hop. En Paysandú enfrentar y conquistar a un público que iba a ver a Trotsky Vengarán o La Beriso fue un verdadero desafío, sin embargo, en Piriápolis se les hizo más cómodo.

“En el circuito montevideano, donde los lugares no son para más de 500 personas, ya los llenamos con público nuestro, que se sabe las canciones. Es más fácil digamos”, dice Bruno. “Pero esta re bueno saber que vas a esos lugares donde no te conoce nadie y tenés que ir a remarla como el primer día que saliste a tocar. Solo que con experiencia y más seguro de vos mismo”.

El siguiente desafío del grupo lo cumplirán esta semana, cuando realice en miércoles y jueves un show doble en la Sala Zavala Muniz, donde volverán luego de agotar entradas el año pasado. Recordis en 360º será un show íntimo, donde tocarán las canciones del nuevo disco en compañía de todos los invitados que participaron en la grabación. 

 

Hablemos de Recordis. El título viene del latín, significa “volver a pasar por el corazón”. ¿Cómo encararon el trabajo de un nuevo disco y por que eligieron un titulo tan emotivo?
Gabino. Primero empezó como una lluvia de propuestas de canciones. Y enseguida se empezó a ver un lineamiento en común, que tiene que ver con el crecimiento personal. Los integrantes de la banda todos componemos, todos escribimos. Y ahí fue que se planteo: estamos tratando de ir un poco más hacia adentro, dejar un poco el ego clásico del rap de lado y tratar de hablar un poco de las cosas que estamos experimentando nosotros. Conectarnos un poco más con el sentir.

Bruno. Era una necesidad. Me parece que a la edad que uno te empieza a llevar a ese tipo de cosas. Hay determinadas cosas que ya las hicimos y ya nos embola un poco ponernos en esa postura. Y nos parecía que lo mejor que podíamos hacer en ese momento era empezar a mirar más para adentro y menos para afuera. No sé por dónde iremos en el próximo disco, pero nos sacamos las ganas de hacer lo que queríamos hacer. Realmente, no pensamos para nada en los demás en el proceso. Hicimos todo lo que teníamos ganas de hacer en todos sentidos: musicales y de letras. Salado. 

¿Cómo fue enfrentarse a la página en blanco y sacar cosas para afuera?
B. Para mí fue lindo. Te sentís más honesto con todo el mundo.

G. Está bueno, es liberador. Sentís que las letras te representan. Obvio que todo el tiempo estamos evolucionando como personas y a veces hay letras que decís "pah, puta madre, para qué escribí esto. Ahora voy a tener que seguir rapeándolo durante años" (risas). Creo que estamos conformes y contentos con lo que escribimos y lo que dicen las canciones es lo que queremos transmitir y lo que estamos sintiendo ahora. Es re fresco. Está bueno poder transmitirlo.

¿Se encontraron con alguna sorpresa en el proceso, escribiendo de algo que por ahí nunca se habían imaginado?
G. Yo creo que es todo un camino que vamos descubriendo. Antes no nos planteábamos. En Nueva Temporada recién nos empezamos a plantear en algunas canciones este encare, el tomarlo por un lado más del sentir y no tanto del pensar, el abrirse a la hora de escribir. Pero ¿sorpresas? Sí, todo es nuevo.

B. De repente hacer temas lentos, nunca lo habíamos hecho. Hay temas que en vivo casi que no los podemos tocar, solo si tocamos en una sala de teatro. Pero era algo que teníamos ganas hace pila y nunca habíamos hecho porque no se había dado, no le habíamos encontrado la forma. Así como tampoco se nos ha dado hacer un tema con bombo en negras. Hemos hecho varios intentos y nunca nos salió bien. Hay temas como Como una nube, que en este disco fue de los primeros que salió, y era algo que teníamos ganas de hacer. Yo por ejemplo canté en el estribillo. Llegó el momento de hacer todas estas cosas que teníamos ganas de hacer y no nos salían bien. Es una grata sorpresa poder hacer este tipo de cosas y que te guste como quedan.

En este disco también cada uno de ustedes tiene su propia canción solista. ¿Cómo fue el encare? Ya habían algunas en sus discos anteriores, ¿no?
G. Sí, hay algunas. Yo en los discos no tenía, siempre se sumaba alguno. Taio tiene, Marcos y Andrés también.

B. Nosotros dos éramos los únicos que no teníamos. En mi caso fue más o menos lo mismo que siempre, nada más que solo (risas). Nada más tenes que rapear el doble o el triple de tiempo.

Ahí el desafío fue el vivo.
B. Sí, ahí tenés que acostumbrarte un poco. Para mí en La Trastienda (en la presentación oficial del disco el año pasado) fue todo un momento. Quedé solo ahí con los músicos. Me tenía que bancar yo solo la letra y si me llegaba a equivocar no había nadie para ayudarme. Y para mí, que no lo había vivido, fue un momento de presión. Pero después te acostumbrás.

G. Es algo más intimo en el show. Siempre estás vos mano a mano con el público. Es distinto a cuando somos un equipo arriba del escenario. Se maneja otra dinámica. 

Recordis también es un disco que sumó a la banda en la grabación. 
B. Se dio con este disco. Nosotros siempre metimos instrumentos aislados en los discos. El bajo en la mayoría de los temas era tocado, muchas teclas, guitarras, algunos vientos. Pero nunca habíamos tocado todo con banda. Y al tocar Nueva Temporada con banda nos gustó la idea y pensamos tratar de hacer el próximo disco más tocable, que dependa menos de la secuencia y de que los músicos se copen más tocando. Pero a nivel musical no hubo un cambio. No pensamos que fuese más soul o más no sé qué. Fue lo que se dio. 

Musicalmente es una continuación. 
B. Hay gente que le ha parecido que cambió mucho de un disco a otro. Pero yo lo veo como una continuación natural. 

G. Para mí es parte de una evolución. Siempre nuestros discos tienen matices de los estilos y la música que nos gusta. Hay temas más funkeros, temas más soul. Alguno más surfero, otro más rock. Tienen matices. 

¿Al contemplar tantos géneros musicales, tener canciones más lentas, más funk o rap, sienten que pueden captar una mayor cantidad de gentes diferentes?
G. Sí, puede ser. También el tocar con banda es aceptado de otra manera. Hay gente que ya de por sí es reacia si no tenés algo atrás sonando. Eso creo que aporta un montón. Nos pasaba cuando tocábamos más con las bandejas, aunque siempre tuvimos tremenda aceptación y respuesta por nuestro rap. Pero ya al tener una banda atrás hay otra apertura, otra predisposición del público en general. 

B. Creo que agarra, pero a la gente le gusta más que sea algo musical. Por suerte a nosotros se nos da naturalmente, nos gusta y es lo que siempre buscamos desde el primer disco. 

G. Siempre nos sacamos las ganas de hacer lo que se nos pinte. No es cagarse en todo, pero nunca dejamos de hacer algo por que pueda llegar a ser mal recibido.

B. Me parece que si vos hacés eso de tratar de abarcar más para gustarle a más gente se nota. No vas a poder agarrar bien los colores de cada género que estás usando. Nosotros tratamos de hacerlo hasta donde sabemos. Si metemos un piano de salsa hasta ahí vamos.

G. No vamos a hacer un tema totalmente salsero.

B. Porque no lo somos, no me va a salir natural. 

El hit del disco viene siendo Lo que la gente espera, que se aparta definitivamente del tema global del álbum y se ubica en una postura mucho más contestataria y directa. 
G. Ahí dejamos un poco de lado el corazón, y dijimos lo que teníamos para decir. Quizás es de las que rompe el concepto de Recordis, sí. La idea la planteó Andrés, que apareció con una letra y el estribillo. Siempre recibimos muchas opiniones y comentarios de la gente sobre hacia dónde deberíamos llevar nuestra música, y sobre un montón de decisiones que deberíamos de tomar, y esto fue una respuesta a todo esto con un poco de humor y naturalidad (risas).

B. Le pasa a todo el mundo que hace música.

Sí, pero en particular en el hip hop hay un montón de expectativas o de preconceptos que hay que cumplir.
G. Sí, puede haber más preconceptos que en otros géneros capaz...

B. Igual a los rockeros también lo veo. Que les digan “esto no es rock and roll”.

G. Cuando un género se hace fuerte genera eso: ciertos parámetros, y donde te salgas de eso serás juzgado.

B. Y sumado a todo el marco cultural del hip hop, que no es solo la música. Entonces ya entra la discusión si es hip hop o no. Y eso es mucho más grande que decir “esto es careta o no es careta”. Eso ya sería algo mucho más grande que en realidad no lo abordamos en ese tema por suerte. 

¿Y la gente les ha devuelto algo después de escuchar el tema?
G. Pila de músicos y raperos se nos han acercado para decir: "pah qué bien, cómo metieron esa temática. Cómo no se me ocurrió a mí". 

B. A mí me encanta ese tema. La idea me parece que está re buena y en el momento ni nos dimos cuenta que era el corte de difusión perfecto, era salir con una plancha. Era tremenda idea salir con eso, mejor idea que esa no había. 

Empezamos hablando de objetivos cumplidos. ¿Ahora cuál sería la meta a futuro?
G. Estamos con ganas de empezar a escribir para el próximo disco. Ya van a empezar a salir la primeras cosas. Y salir a tocar afuera, llevar este disco afuera de Uruguay. 

B. Eso es algo que estamos tratando hace tiempo. Hay que ir tirando líneas e ir. Y a veces se complica un poco para concretar eso. Esa es una meta clara. Y acá, es seguir haciendo música.