2017 en PiiiLA: Mejor diseño de arte

artediscos.jpg

Un buen diseño de arte es aquel que es memorable, que habla del artista y de su música, que ofrece un idea de lo que se escuchará en el disco, o que condensa su contenido de manera visual. Un excelente diseño pasa a la historia, y pasa a formar parte de la iconografía musical.

Este ha sido un gran año para la música uruguaya, y para el diseño de arte también. No es casualidad que muchos de los artistas que han editado los mejores discos del año también acompañaron su música de bellísimas creaciones.

En este sentido, en el primer año de PiiiLA decidimos, además de festejar la música, reconocer las mejores diseños de arte en la música uruguaya en 2017. Hay trabajos que son casi obras de arte; ideas simples e ingeniosas; la utilización de diferentes medios y herramientas; imágenes atrapantes e impactantes; diseños que lograron la alquimia de transformar lo audible en visual. 

Sin más preámbulos, estos son los 10 mejores diseños de arte de este año.

 

Buenos Muchachos

1) #8 - Buenos Muchachos

Diseño: Martín Batallés, Gabriela Costoya, Pedro Dalton y Topo Antuña

Martín Batallés y Gabriela Costoya conforman Venado, una dupla que ha creado hermosos diseños para discos, afiches y sitios web. Su nombre ya es sello de calidad gracias a su creatividad y ojo estético. Junto con Buenos Muchachos vienen trabajando desde Se pule la colmena (2011) y para su nuevo y octavo disco volvieron a colaborar, creando una verdadera pieza de arte que se transformó en lo mejor y más bello del año.

"Las ideas para el arte de los discos que hicimos con los Buenos Muchachos (Se pule la colmena, Nidal y éste) siempre surgen muy naturalmente de compartir con ellos lo cotidiano del proceso de composición y de grabación. Nos conocemos desde hace mucho tiempo y siempre estamos atentos a lo que estamos haciendo", cuenta Martín.

Buenos Muchachos_disco

Si bien en Nidal la idea la trabajaron junto a Gabriela, en #8 el trabajo fue colectivo, y se forjó durante las horas de ensayo y conversaciones. "Pasé muchas horas en el estudio con ellos. Entre toma y toma nos juntábamos con Pedro a conversar, a mirar referencias, a dibujar juntos. A partir de esos encuentros Pedro hizo un montón de acuarelas y bocetos que íbamos viendo y discutiendo. Nos emocionamos bastante y después nos frustramos un poco, y luego nos volvimos a emocionar, como sucede tantas veces", explica Martín. Lo que resolvieron fue juntar todas las acuarelas, además de otras que pintó el Topo, mezclarlas e intervenirlas. Tanto Gabriela como José Nozar participaron de la creación, aportando sus ideas sobre la composición y la paleta de colores, así como también acompañaron el proceso de impresión y la elección de materiales.

"En un momento se hizo bastante claro que el arte debía ser muy parco, no decir absolutamente nada, y creo que eso colaboró en sellar la idea de que el disco no llevara nombre, algo que andaba dando vueltas en la mente de todos desde hacía un tiempo", concluye el diseñador sobre esta especial pieza.

 


Alfonsina_Pactos

2) Pactos - Alfonsina

Diseño: Estudio Blende

Erika Bernhardt y Juan Fielitz crearon este año el Estudio Blende, rigiéndose por la limpieza y simpleza de los elementos gráficos.

En su trabajo con Alfonsina, decidieron plasmar las ideas del disco (su pragmatismo, minimalismo y poesía más abstracta), y crearon un arte que acompaña perfectamente a la música en sus diferentes y bellas facetas. 

La pieza principal del diseño es el collage, que en sus diferentes versiones crea un vínculo entre cada parte del disco. Juan fue el responsable de su realización, basándose en una producción de fotos que realizó Alfonsina junto a la fotógrafa Karin Topolanski y tomando como referencia a artistas como John Baldessari. La paleta de colores también se basó en las fotografías, y la dualidad luz-oscuridad se manifiesta en la elección del gris perlado que ilustra la tapa y el negro que aparece en el interior. 

Alfonsina_disco.jpg

"En la composición del collage hubo dos líneas: por un lado los cortes que se hacen a la foto, utilizando los pliegues de la ropa y por otro lado los cortes en figuras geométricas agregadas", cuentan los creadores en un comunicado. "Tanto en la tapa como en el interior aparece una figura geométrica central que luego se reproduce en el interior en forma de pattern, una textura que aparece al quitar el disco. Esa figura central que atraviesa el cuerpo de Alfonsina funciona como umbral, una entrada y una salida presente en la tapa y contratapa. Esto hace que el disco en sí mantenga una unidad".

"Pactos en un disco muy personal para Alfonsina, y el arte para nosotros tiene un sello de identidad del estudio, esta combinación es algo que no sucede siempre cuando se trabaja en diseño", agregan. "Hubo mucho placer y dedicación en todas las etapas del proceso y creemos que en el resultado se vió desde el momento que el disco salió a la calle". 

 


Mandrake y Los Druidas.png

3) Mandrake y los Druidas - Mandrake y los Druidas

Diseño: Federico Anastasiadis

Ser miembro de una banda y encargarse del diseño de arte, no es una tarea fácil, pero es la que encaró Federico Anastasiadis, baterista de Mandrake y los Druidas. Y el resultado fue una portada imponente y memorable.

"Al ser los Druidas una banda nueva, el proceso de creación del imaginario gráfico que la envuelve está en mi cabeza desde que empezamos a tocar, tratando de ver a qué colores, climas y universos me llevaban los sonidos", cuenta Federico. "Obviamente que el ser parte de la banda me sumerge en el proyecto de una forma demencial, y también me exige por el compromiso emocional que me genera eso".

Su primer objetivo fue que el arte sirviera de carta de presentación para esta nueva banda y para su disco homónimo. La idea de un bosque oscuro siempre rondó por su cabeza, y la sumó a la mitología de los Druidas.  Ellos, cuenta Federico, eran sacerdotes legendarios de la zona de Irlanda y alrededores, que jugaban un papel importante en su sociedad y eran los encargados de realizar los cultos religiosos. "Algunos de esos cultos tenían que ver con sacrificios humanos y una forma en que los hacían era construyendo un hombre de mimbre gigante que se prendía fuego con la gente dentro", explica. "Me parecía que esa imagen de los cuatro Druidas haciendo el sacrificio podía funcionar como figura central del arte del disco, por la intensidad del acto y lo que se podía explotar gráficamente. Además de ser una imagen bastante explícita, que era una premisa que yo tenía, también me podía permitir llegar a un resultado medio 'fantástico' en su tratamiento, algo que me interesaba. La música de la banda es fuerte y está cargada de sentimientos en la ejecución. Es intensa y cruda, entonces esa asociación con el sacrificio Druida me cerró. Si bien es un disco esencialmente de rock también es bastante variado en el tipo de canciones, pero siempre hay un aire oscuro que lo rodea y también algunos huecos por donde se mete la luz. Así que la Inspiración está en la música sin dudas".

Mandrake y Los Druidas - Triptico interior.png

Para llevar esta idea a cabo Federico experimentó con diferentes técnicas. La ilustración del bosque está hecha sobre papel con carbonillas y coloreada a mano con lápices de óleo. Con pincel y tinta china escribió a mano los textos: el nombre de la banda, las canciones y los nombres de los integrantes, con la idea de darle un aire épico a la ilustración. El hombre de fuego, donde se concentra la tensión y la atención, fue creado a mano pero luego coloreado digitalmente, dando como resultado muchas capas superpuestas, "Desde siempre imaginé un arte cargado de elementos que se superponen, texturas y colores, no quería que fuese una tapa sobria, despejada o súper elegante. Por el contrario, me interesaba llegar a un resultado que se viera espeso".

 


Los Zalvajes

4) Están Padentro - Los Zalvajes

Diseño: Gabriel Ameijenda

Gabriel Ameijenda es miembro de Holocausto Vegetal y Pez Eléctrico, proyectos para los cuales ya realizó afiches y portadas. Y este año para sus amigos de Los Zalvajes realizó el arte de su primer disco. "Nos conocemos hace varios años, tocamos juntos pila de veces y nos hicimos amigos", cuenta Gabriel. "Siempre me gustó hacer afiches y pósters para fechas y eventos, y cuando por fin surgió arrancar a grabar este disco todos ellos coincidieron en que debería ser yo quien haga el arte. Y bueno, para mí fue de verdad un gran honor que me hayan elegido para algo tan importante como lo es un primer disco".

Los Zalvajes

A la hora de crear el arte, la banda no le dio ninguna pauta a Gabriel, sino que dejaron que interpretara por su cuenta el nombre y la música. "El concepto de 'están padentro' como frase es algo que solo conociéndolos a ellos podrías entender del todo", afirma Gabriel. Una pista de su significado la dio el tecladista Esteban Las en entrevista con El Triángulo Obtuso, donde explicó que es algo así como un momento de introspección.

"La ilustración fue hecha en base de un aljibe en la casa de un amigo de Mauri (Garolfi, guitarra y voz) en Colón", sigue Gabriel. "Hicimos un asado en casa y les comenté mis intensiones de basar todo el arte en un aljibe. Les gustó la idea y Mauri en esa semana se encontró con uno que le pareció adecuado, sacó una foto y me la mandó. Si bien no es igual, es una especie de copia personalizada".

Esa introspección, más el pozo y los baldes que aparecen en el CD, hace que todo el arte cierre perfectamente.

 


Tambor del cosmos - Campo.jpg

5) Tambor del Cosmos - Campo

Diseño: Land Estudio de Diseño

Ya es la cuarta vez que Santiago Velazco y Gabriel Pica trabajan en la creación del arte para Campo, pero también han participado en otros proyectos de Juan Campodónico, así que el vínculo y el conocimiento ya es dado por sentado. "Creo que cuando trabajás en los artes de los discos tiene que haber confianza y mucho intercambio", cuenta Santiago. "Cada disco en sus procesos y resultados fueron bastante diferentes, si bien hay una línea que los une.", cuenta Santiago.

Campo.jpg

Para el arte de Tambor del Cosmos, el segundo disco de estudio del colectivo, el concepto inicial nació de la misma inspiración que tuvo el disco: el libro África y el tambor. "Al principio no estaba definido aun el nombre 100%. De todas maneras estaba ese concepto de 'expansión cósmica'. Partiendo de eso comenzamos una búsqueda directamente a través del logo lineal de Campo que ya se utilizaba en sus anteriores discos. Esto generó un gráfico en el que se daba una trama expandida. Entre charlas y pruebas con la banda fuimos decantando hasta que en un momento se decidió trabajar con una imagen de banda en tapa. En los anteriores discos no aprecian y queríamos algo distinto".

La imagen que aparece detrás del logo expandido es de Matilde Campodónico, que ilustra a la banda en una playa donde los colores fueron alterados para ofrecer una ventana hacia otro planeta. El trabajo de Land hizo evidente el mundo cósmico y onírico en el que se desarrolla este disco. 

 


Austral

6) El nuevo comienzo - Austral 

Diseño: Sr. Estampador, Sebastián Baison

Austral es otra banda que nació este año. Fundada por miembros de Santacruz, continúa su herencia stoner y psicodélica, con atmósferas densas e hipnóticas.

El arte de su disco debut, El nuevo comienzo, así como también el logo de la banda, fueron realizadas por Nicolás Puppo (mejor conocido como Sr. Estampador) que también es bajista de la banda. Él cuenta el proceso de esta cautivadora y helada creación: "El arte del disco se dio de forma natural. Sebastián Baison (guitarra y voz) tomó esa foto de la cordillera de los Andes desde el avión, cuando viajó como fotógrafo de Hablan Por La Espalda en una de sus giras a Chile. Y no podría ser más significativa para el mensaje que queríamos plasmar. El Nuevo Comienzo es un disco conceptual, que en su narrativa refleja y documenta experiencias personales/colectivas que tienen que ver con vencer las condiciones más adversas a pura fuerza de voluntad, con la certeza de que el verdadero poder se encuentra naturalmente dentro de cada uno de nosotros y se potencia en nuestra unión. Nunca perder la esperanza, a pesar de lo inhóspito del camino".

El toque final al arte lo dio un amigo suyo, Sebastián Lahera, que ayudó en la diagramación final de la portada.

"Para la banda el disco implicó un compromiso fuerte de evolución, porque fue ideado, compuesto, grabado y mezclado en nuestro estudio por nosotros mismos", cuenta el artista. "Tuvimos que aprender a usar nuevas herramientas para construir de manera sólida ese lugar de expresión que tenemos en Austral, la música, las letras, y la estética incluidos".

 

Hello, World!


Algodón - Jazmines

7) Jazmines - Algodón

Diseño: Santiago Musetti

Santiago Musetti es ilustrador, y además de realizar cómics ha realizado afiches y el arte de su ex banda Delouners. Junto al colectivo La Órbita Irresistible ha creado varias piezas, por ende, ya tiene todo un sistema. "Funciona de esta manera: me llegan unos mails que son un cague de risa, con mil ideas e imágenes, en donde me transmiten la vibra que quieren que tenga el producto final. Es muy divertido", dice Santiago. "La idea de la tapa para Jazmines empezó con un mail de Paul Higgs donde me mandó once sueños para hacerle un dibujo a cada uno. Eventualmente nos fuimos moviendo de lugar, aparecieron referencias e ideas nuevas y terminó en eso que es ahora, que para mí es una esquina del universo que se construye a través de las canciones de Algodón. La rambla abandonada de Punta Gorda es la inspiración principal. La idea siempre es transmitir las sensaciones y sentimientos que transmite la música. Una buena tapa es una buena compañera, es una fiel representante de lo que contiene".

Su estética salida de cuento infantil viene de un libro que le presentó Paul; "se llama Secuestro en foresta, y me dijo, 'es por acá'. Es de unos ratoncitos que hablan, están muy bien vestidos y viven en un pueblillo. Todo con acuarelas, re lindo". El adorable resultado final es algo que define como "mitad cuento infantil, mitad tarjeta navideña", en parte por su título y su relación directa con diciembre y las fiestas. "Me lo imagino impreso con tinta dorada, apoyado abajo de un arbolito de Navidad, y es perfecto", afirma.

Algodón - Santi Musetti

En la ilustración -hecha de manera digital- aparecen los miembros de la banda, y algunos personajes que nacieron en esos once sueños de Paul. "El pelado ese que esta re zen es un miembro de la confederación intergaláctica de la paz (o algo así) que es una cosa que inventó aquel. Hasta los trajes tipo 4 fantasticos. La robot, el conejo, la casa, el submarino, todo sale de ahí". Y hay además una especie de ruptura de la cuarta pared: "la canasta es como que viene de nuestro lado y se le ofrece a los personajes. Originalmente tenía unas peras, pero después se transformaron en frutillas porque está esa canción en donde el Paul pide que le regalen frutillas. Es todo así".

 


Patricia Turnes

8) Lentes oscuros - Patricia Turnes

Diseño: Patricia Turnes

Para su disco debut, Patricia Turnes se hizo cargo de su propio arte, y para eso evocó un clásico método que todos en algún momento hicimos en la escuela.

"La tapa de mi disco es bien un ejemplo de do it yourself", afirma Patricia. "Cuando iba a clases de canto y guitarra con Samantha Navarro ella me sugirió que empezara a imaginarme cómo sería un disco mío. Ella lo que trataba era de incentivarme para que yo aterrizara la idea (para mí tan lejana en aquel momento) de grabar un disco. En mi casa hice unos experimentos que no creo haberle mostrado las posibles tapas".

Así, el proyecto adquirió diferentes nombres: primero Pañuelo y luego Hasta que salga el arco iris. Con ese último, en 2009, comenzó a idear su posible arte. "Hice unos bocetos con esa técnica que nos enseñaban en plástica en la escuela que se llamaba esgrafiado: consistía en hacer varias franjas de distintos colores en paralelo sobre una hoja con crayolas, luego pintar toda la hoja con tinta china, dejarla secar y luego con una aguja tallar los dibujos o letras que uno quisiera. Esa prueba quedó guardada en una carpeta".

Para 2015 la idea de hacer un disco se transformó en una realidad, así como también la necesidad de un arte. Y para eso se le ocurrió hacer una serie al estilo Andy Warhol con esgrafiado. "Hice como ocho posibles tapas iguales, bien redundantes: tenían los lentes y por abajo asomaban los colores. Con letra un tanto naif escribí en cada uno 'Lentes oscuros'. Me salió eso, no lo pensé tanto. Me copé", cuenta la cantautora y escritora. "Esa hoja la dejé un tiempo largo en espera de que el disco se concluyera. Fue una especie de acto psicomágico, una promesa, una cábala, todo a la vez. La hice como diciendo 'Dejo esto pronto, la intención está, el concepto también, las canciones, los músicos. Ahora tengo que grabar ese disco y rezar para que todo salga bien y el Universo conspire a mi favor'. Y así fue".

 


_MG_3082_1.jpg

9) Perdón EP - Los Buenos Modales

Diseño: María Villamil, Bruster

El disco debut de Los Buenos Modales, editado el año pasado, ya contaba con una excelente portada a cargo de Bruster, así que para su EP de remixes, la portada también a su manera fue remixada.

María Villamil es diseñadora; como hobbie y "de atrevida" comenzó a bordar aprendiendo con tutoriales de YouTube. "Supuse que bordar se me daría bien. Me puse a hacer un emoji de durazno en punto cruz que quedó fatal", cuenta desde Barcelona. "Pero le fui agarrando la mano. El arte del disco fue el segundo bordado que hice". La idea de realizarlo surgió también de atrevida. "Me había juntado con Santiago de Souza (productor y DJ del colectivo), le mostré el bordado del durazno y tiré como chiste que la próxima tapa se las hacía bordada. Me dijo 'dale, propio', muy de Santiago coparse con todo. Ahí me comentó que iban a sacar un EP con los remixes de Disculpas y se nos ocurrió recrear el arte tal cual, pero en punto cruz".

bm.jpg

Para eso tomó la imagen original, la pasó a una cuadrícula de cien por cien puntos y limitó la paleta de colores a once. "Fue un proceso que disfruté muchísimo, porque implicó aprender casi todo desde cero. Además, el tamaño del bordado (14 centímetros de lado, que equivalen a 10.000 puntos) fue una locura. Para que te hagas una idea, bordaba entre 76 y 100 puntos por hora, dependiendo de lo complejo de la zona. Me llevaba tanto tiempo que empecé a ir con un kit a todos lados. (Me crucé con un ex en un bar mientras bordaba, con una limonada y un repelente apoyado en la mesa a la 1 a.m.)".

Más allá de las eventualidades, para María este trabajo tuvo su propio encanto. "Lo que más me divirtió de entrada fue el contraste entre lo grosero de la imagen y la delicadeza que implica un bordado. Y encima en tonos de rosa; es una combinación totalmente ridícula. Cuando le conté a una de mis abuelas que estaba haciendo la tapa, lo quiso ver. Le avisé que era medio ordinario y me dijo 'bueno, depende de cómo se mire'. Todavía no sé qué otra interpretación encontró. Mi madre, orgullosa de que me hubiese enseñado a bordar a mí misma y de que estuviese haciendo la tapa de un disco, me mandó un mensaje que decía: 'Casi le muestro tu bordado a mamá. Menos mal que lo miré bien, ¡qué necesidad! No tenés filtro. Y esa banda tampoco'. Un beso grande a mamá. Y quiero agradecerle a Los Buenos Modales y a Bruster por dejar sumarme. Porque de verdad creo que colaborar entre amigos, trabajar con gente que admiramos, crea proyectos increíbles por donde se los mire. Y de paso me aprendí el disco entero de Los Buenos Modales. GALA y Clásico mis temas favoritos".

 


Hotel Paradise.jpg

10) Hotel Paranoia - Hotel Paradise

Diseño: Nico Barcia

Este año Hotel Paradise desempolvó viejas grabaciones y editó un disco de rarezas con maquetas y demos. Y su arte se mantiene fiel a la estética del material, con humor y sinceridad. 

"El formato en que la mayoría de estas canciones estaban respaldadas era el hoy tan polémico y bullyneado CD", cuenta el músico Nico Barcia, responsable también del diseño. "Tubos de CDs enteros encontramos en los depósitos del Hotel, los que hemos ido escuchando minuciosamente de a uno y con paciencia para ver qué cuernos habíamos grabado ahí, o qué versión era la adecuada (ya que obviamente encontramos cientos de premezclas de cada tema). El resultado, lo que rescatamos, fue esto. La elección gráfica que hicimos, la decisión del arte, fue simplemente hacer honor al origen del material y camuflarnos en su aspecto general. Como si este fuera un CD más encontrado en una caja. Todos los temas estaban grabados o respaldados en CDs rotulados con marcadores indelebles, en forma casera, como era la usanza. Así pues, dijimos: 'Qué carajos, no nos compliquemos la vida y hagamos honor gráfico a toda esta porquería punk'. El resultado creo fue, por lo menos, muy honesto".

Hotel Paradise666

El diseño fue realizado totalmente de manera digital, y se escribieron a mano en Photoshop las canciones y el título, como cualquier CD copiado en casa. Todo parece real salvo un detalle: en este CD la capacidad no son los clásicos 700 MB sino un poco menos: 666. "Bueno, ese inquietante detalle por cierto NO es una falsificación. Cuando estábamos en el estudio haciendo el master del disco, advertimos con sorpresa y cierta alarma el letrero: ''Copiando Hotel Paranoia 666 MB de datos'', o algo así. Le sacamos una foto al cuadro en pantalla pero no la encuentro", escribió Nico. Al rato encontró la imagen.