Enlaces: hilos que tejen una historia viva de la música

 Nicolás Garrido

Nicolás Garrido

Kristel Latecki

Ponerse a enumerar las maneras en que estos músicos están vinculados sería la tarea de un detective obsesionado, que une con mi hilos las fotos de cada uno de ellos, como tratando de encontrar un propósito superior. Este colectivo de músicos y amigos de diferentes géneros y generaciones han compartido escenarios, han grabado juntos en discos, se han consultado a la hora de componer, y desde hace casi una década se reúnen con el único propósito de compartir, intercambiar y ahora, crear juntos.

Juan Casanova y Sebastián Teysera fueron los ideólogos de esta iniciativa, que desde 2008 ha tomado diferentes formas y repertorios. En aquel año la excusa fue hacer un homenaje a Legião Urbana, pero luego evolucionó, y bajo el nombre Nosotros Estamos se presentaron en festivales como Nada Crece en la Sombra y Aquel Abrazo. 

Enlaces es el nuevo nombre que le pusieron a este nuevo espectáculo que presentarán el 26, 27 y 28 de julio en la Sala Hugo Balzo, y es un título que simboliza esas diferentes maneras en que cada uno de ellos se relacionan, entre sí y con la música. 

Se subirán al escenario Pepe Canedo, Pedro Dalton, Marcelo Fernández, Franny Glass, Patricia Ligia, Guzmán Mendaro, Alejandro Piccone, Matías Rada, Micaela Sapín, Luciano Supervielle, Lucía Torrón, además de Casanova, Teysera y tal vez algún músico más.

Casanova y Supervielle, ambos amigos que han colaborado y compuesto juntos desde hace años, aprovecharon un tiempo entre ensayos para hablar sobre Enlaces.

 

La semilla de toda esta alianza musical fue el homenaje a Legião Urbana que realizaron con Sebastián Teysera en 2008. ¿Cómo fue ese evento y cómo lo idearon?
Juan Casanova. Fue una especie de locura. Me acuerdo que estábamos de vacaciones con Sebastián e íbamos a encontrar a Luciano y a Juan Campodónico que estaban en La Pedrera. Ahí fue que se nos ocurrió. Como tenemos tantos amigos músicos que les gusta Legião Urbana tuvimos primero la locura de hacer una especie de homenaje y después se nos ocurrió, por qué no, a invitarlos a tocar. Y bueno, recibimos la respuesta de que sí, que estaban encantados de volverse a juntar después de 14 años y venir a compartir con nosotros. Fue un momento muy lindo, una alegría enorme. Y en el momento de decirle a los amigos “miren que vienen estos muñecos a tocar con nosotros” fue una locura, porque descubrimos que eran muchos más los músicos que conocían y que amaban a Legião Urbana y terminó siendo un caos. Creo que éramos como 28 músicos en escena. Pero fue algo sumamente lindo, y a raíz de esa experiencia tan gratificante que tuvimos, nos planteamos con Sebastián hacer un show de estas características por lo menos una vez por año. Más o menos lo pudimos ir cumpliendo. 

Luciano Supervielle. Dado (Villa-Lobos) y (Marcelo) Bonfá de Legião Urbana no podían creer lo que pasaba acá en Montevideo. Se cayeron de culo. Y fue a raíz de eso que tuvieron ellos la idea de retomar Legião. Al poco tiempo de ese show fui a tocar con Bajofondo a Río de Janeiro y los invitamos a ellos a tocar Indios. Fue un momento especial, porque ellos en Brasil no tocaban juntos hace muchísimo y la gente no lo podía creer. Y después pasó lo que pasó.

JC. En su regreso también nos devolvieron la invitación y fuimos a tocar a Brasil varios uruguayos. Fue increíble poder vivir el fenómeno de Legião Urbana allá. Justamente de esto trata un poco Enlaces: el hecho de unir. Son enlaces que unen más allá de los aspectos musicales estrictamente hablando, son los enlaces humanos. Eso es lo que nos interesa resaltar. Resulta que nosotros además de ser músicos somos amigos. Y hay muchísimos otros que no pueden participar por razones de agenda, y sino sería un quilombo tremendo invitar a todos. La idea de Enlaces es detrás de lo artístico, la solidaridad humana, derribar muros, prejuicios y predicar con el ejemplo.

¿Qué les pegó tanto de Legião Urbana como para que los uniera con tanta fuerza?
JC. En mi caso personal, esas letras son las que yo hubiese querido escribir en mi vida (risas). La música son sentimientos y hay un sentimiento muy fuerte en Legião Urbana. Influenció muchísimo a muchísimos músicos que venimos de diferentes palos. El nivel de emoción, lo estrictamente sentimental y humano más allá de lo musical es lo que impulsa estas cosas.

LS. A mí me llegó a través de Juan. Yo no conocía a Legião Urbana antes. En mi disco anterior una versión de Indios que es consecuencia del laburo conjunto con Juan, que me ayudó a armar ese disco a nivel de repertorio. Originalmente la tocábamos en vivo y la cantaba él, y finalmente en el disco invitamos a Luisa Pereira.

Juan, una frase que dijiste en una entrevista con El Triángulo Obtuso al respecto de Enlaces fue "no quedarse estancado con uno mismo". ¿Es el hincapié de todo esto?
JC. Justamente, es no quedarse mirando tu propio ombligo, ver un poco más allá de tu nariz, como dice una de las canciones que ahora vamos a estrenar. Los artistas tienen mucho que ver con los egos y se da mucho que entre las bandas, como son mundos muy cerrados y a veces son de larga data, se construye un clima muy especial y a veces muy pesado. Las relaciones humanas en todos los grupos son difíciles de manejar. Entonces esto de Enlaces, como bien dice Sebastián Teysera, funciona como un recreo. Es para nosotros como un descanso. Si bien es mucho laburo y tremendo desafío artístico, lo importante es que esto funciona y funciona con alegría. Es como un descanso hasta de vos mismo. Yo por ejemplo no interpreto ningún tema de Los Traidores dentro de esto, ni quiero que haya un tema de Los Traidores. Aunque a veces se interpreta alguno pero no lo hago yo. Está bueno que pueda cantar canciones de otros artistas que a mí me gustan y me influyen. Es salir de tu mundo y eso es muy gratificante.

LS. El concepto de Enlaces funciona en distintos niveles. Está esto de poder volcar distintas sensibilidades artísticas. Somos músicos bastante heterogéneos, pero con un mismo criterio artístico. También estamos todos aprendiendo a colaborar con gente que es distinta a uno. Obviamente eso te aporta muchísimo. Y por otro lado, hay enlaces también intergeneracionales, porque son distintas generaciones las que conviven en estos shows. En los pasados y en los de ahora. Hay muchos artistas jóvenes, algunos más consolidados. Y siempre el objetivo, en definitiva, es hacer algo que sea relevante a nivel artístico. Estamos tratando de dejar huella, de hacer un planteo. Decir "esto es parte de la actualidad musical de este lugar en el que estamos viviendo y entre estos músicos que estamos interactuando". Tenemos que tener en cuenta que Montevideo es una ciudad chica y esto de poder tener una interacción tan variada y tan heterogénea no es fácil de lograr. Hay ciudades más grandes donde un músico de rock difícilmente se encuentre con un músico de hip hop. Hay pocas instancias de encuentro. Montevideo nos brinda esa posibilidad. Además, como dice Juan, somos amigos casi todos los que participamos acá, otros nos estamos conociendo. Así que el enlace va por ese lado, encauzar de una manera creativa una cosa muy humana.

JC. Para mí es historia viva de la música nacional. Porque unimos diferentes generaciones, diferentes trayectorias y por el acercamiento musical que hacemos. Interpretamos canciones de toda la historia de la música nacional. Y es algo que nos impulsa también a porque no exportar esto y llevarlo a otros lugares. De hecho ya hay propuestas e interés de que llevemos esto fuera de Uruguay. Tenemos que manejarlo con sus tiempos porque es difícil juntarnos todos. 
El desafío ahora es componer canciones especialmente para esto y en eso es en lo que estamos. En estos tres shows interpretaremos canciones inéditas que estamos arreglando especialmente para esto, y eso habla de la seriedad con la que nos tomamos. Porque es muy lindo, pero es una gran responsabilidad y un desafío. Queremos redoblar la apuesta. 

¿Cómo se compusieron esas canciones?
LS. Depende de cada canción. En particular hay una que compusimos junto con Juan originalmente para otra persona, que luego llevamos a nuestro lenguaje. Y una vez que pasa por la banda el arreglo se vuelve una cosa más colectiva. Agarra su propia personalidad. Se llama Mientras todo duerme.

JC. Después hay otra canción mía que se llama El ciego y yo, que la hice con Hernán Romay. Era una idea que teníamos con él, que es el guitarrista de Poesía de Guerra, mi show personal. Esa idea en particular cuajaba bien con esto y está siendo arreglada. 
Sebastián también tiene dos canciones que propuso para La Vela Puerca que quedaron fuera del último disco, y este es el lugar para desarrollarlas. De hecho una de las canciones la va a cantar Pedro Dalton, se llama El Olimpo. Esa canción había quedado afuera porque estaba en una tonalidad que no le quedaba cómoda al Enano y nos dimos cuenta enseguida que la tenía que cantar Pedro y le queda espectacular. 
Marcelo Fernández de los Buenos Muchachos también tiene un tema que no tiene cabida dentro de la banda y nos propuso a mí y a Sebastián ponerle letra. Así vamos trabajando. Hay varias ideas pero no nos va a dar el tiempo para desarrollarlas todo lo que quisiéramos. Por lo pronto tres van a ir seguro, y nos encanta poder testearlas en la sala que tiene un sonido increíble.

Y podrían ser luego grabadas, ¿no?
JC. Tal vez, todos nuestros planes se dan en mucho tiempo, por necesidad. Pero bueno, sí, la idea es juntarnos cuando podamos, seguir componiendo y por qué no, en algún momento grabar un disco.

 

Las entradas para Enlaces están a la venta en Tickantel. Más información acá.