Chester Bennington, vocalista de Linkin Park, falleció a los 41 años

 Facebook/Linkin Park

Facebook/Linkin Park

En los albores del 2000, cuando el nü metal decidió meterse con el hip hop, Linkin Park fue uno de sus mayores exponentes, y probablemente el mejor. La banda movilizaba gracias a riffs pesados, letras catárticas y la fuerza de dos vocalistas: Chester Bennington, que llevaba a cuestas la parte más melódica, y Mike Shinoda, encargado de los versos raperos. Estos elementos hicieron que Linkin Park enseguida conectara con la adolescencia de principios del milenio y mantuvo vivo hasta el día de hoy un intenso fanatismo.

Hoy, en el que sería el cumpleaños de Chris Cornell, Chester Bennington, uno de sus amigos cercanos, se suicidó. Tenía 41 años, una esposa y seis hijos. A lo largo de su carrera fue muy abierto sobre su adicción a las drogas y al alcohol, un problema que comenzó tras haber sido abusado sexualmente de niño.

Su primer disco, Hybrid Theory (2000), fue un éxito mundial, vendiendo 30 millones de copias en todo el mundo, con cuatro hits que dominaron absolutamente MTV: One Step Closer, Crawling, Papercut e In The End. Su segundo disco, Meteora (2003) ofreció otro de los temas que se hicieron omnipresentes dentro del rock alternativo: Numb, que fue luego versionada junto a JAY-Z en su disco en conjunto Collision Course (2004). 

La banda continuó trabajando y vendiendo millones de copias, y este año editaron su séptimo disco, One More Light, y actualmente se encontraban en el medio de una gira de presentación. Hasta noviembre tenían pautados shows en Estados Unidos y Japón.

Apenas horas antes de que se diera a conocer la triste noticia, la banda estrenó su último video, realizado con imágenes de su gira, sus conciertos y sus fans.