Conocé a BESO, el nuevo proyecto de Camila G. Jettar de Guachass

Camila G. Jettar

Desde 2004 Camila G. Jettar fue la voz femenina comandante del under con el rock riffero y stoner de Guachass. Junto con su colega y amiga, la guitarrista Mariana Gascue, conformaron una dupla poderosa que evolucionó de la crudeza y velocidad que aparece en su disco debut, a la espesa cadencia stoner en Paladar Negro (2013) y que luego incorporó teclados y prestó más atención a las melodías en el simple Lo sé / Afuera (2015).

Ahora Camila continuó desde donde dejó Guachass y junto a su pareja, el músico, productor y guitarrista de Boomerang, Luis Angelero, creó BESO, un proyecto que combina la música de Luis con su voz, letras y melodías.  

Menta es su primer single, una canción que muestra una faceta nueva e interesante de Camila, con un falsetto aireado y una sutileza que la distorsión no dejaba entrever. Con sintetizador, batería electrónica y un bajo danzante, la canción construye una atmósfera lánguida que acompaña al tono profundo de la cantante. Y deja con ganas de saber por dónde más transitará este dúo.

BESO hará su debut el domingo 3 en Giallo Cinecafé, pero antes Camila cuenta cómo surgió este proyecto y cómo es trabajar con tu pareja y con un bebé de seis meses.


Luis tiene un fuerte vínculo con la electrónica (formó parte del dúo Inuits y DMF junto a Santi Marrero), pero quería saber de vos que estás mucho más asociada con el rock, ¿cómo te acercaste al género, cómo fue componer con una nueva sonoridad?
El primer acercamiento no fue tanto con el género sino con la idea de gestar un proyecto musical más minimalista donde el tema o la canción se construyera sobre la voz. Básicamente lo opuesto a lo que hacíamos en Guachass que se apoyaba mucho más en riffs de guitarra y una base densa. Mi voz no es usual en una mujer, es más grave y baja, y me gustaba la idea de utilizarla en un plano más cercano y así dar una sensación más íntima. Lana del Rey fue una referencia directa para visualizar el proyecto, sin duda mezclado con mi profunda admiración a mujeres cantoras como por ejemplo Chavela Vargas. 
Luis además de formar parte de Boomerang (que es formato banda), compone mucho con el Live que le permite armar un hibrido entre lo electrónico y lo que graba. De ahí un poco el sonido que buscamos que tiene sonidos de electrónica o hip hop pero siempre hay algún instrumento. Yo empecé a descubrir que tenía muchas composiciones hechas, "puntas" como le llama él y un día sin su permiso le revisé su archivo e hice una selección de 10 bases. A algunas les puse melodías y un día -con algo de vergüenza-, se lo mostré. Le gustó y nos empezamos a colgar.  Él puntualmente tomó las riendas como productor (además de componer la mayoría de las bases y estructuras) y yo voy con las melodías, que le otorga el carácter final al tema.
 
Esta nueva canción podría ser algo así como pop electrónico. ¿Cómo la definirías vos? ¿Cómo surgió?
La verdad que no sabría como definirlo, ni podría en uno o dos estilos. Lo que es seguro es que son canciones, con estructura, estrofa, estribillos, etc. Pero con una búsqueda sonora distinta. Si bien partimos de bases electrónicas, el resto de los instrumentos fueron tocados en vivo y grabados, y no descartamos en un futuro tocar con banda. Hoy elegimos que sea así entre otras cosas por un tema de practicidad. 
Respecto a Menta fue una de esas primeras cosas que compuse medio clandestinamente como contaba más arriba y lo especial o particular del tema es que la melodía y parte de la letra la tiré de una sola toma a la primera que agarré para probar cosas y realmente fue impactante lo que surgió, fue un instant crush con el resultado y hasta hoy sentimos que es tremendo tema. O sea el paso del tiempo no la deterioró ni un poco. 
Respecto a la letra y su espíritu creo que la canción te lleva a un sentimiento de desolación y a su vez de esperanza. Describe la necesidad de búsqueda, pero sobre todo una búsqueda que es a solas y hacia adentro.
 
¿Esta es la primera vez que ustedes trabajan juntos en un proyecto? ¿Cómo es compartir la composición con tu pareja?
Con Luis ya habíamos trabajado juntos, porque el produjo los dos últimos temas que sacamos con Guachass: Lo sé y Afuera. La experiencia ya había sido buena y en lo personal fue muy interesante comprender el rol de un productor, ese ojo ajeno que te muestra cosas que vos no ves. En mi caso sobre como canto sobre malos hábitos que tenes tipo muletillas, o cosas en la que sos bueno y podrías trabajar más a fondo, etc.
Con la idea de BESO arrancamos hace tiempo, pero fue a partir de que fijamos esta fecha del 3 de diciembre que decidimos sacarlo a la luz con toda, subir el primer corte a Spotify. No es fácil hacer proyectos con tu pareja, aunque con el tiempo fuimos encontrandole la vuelta y hoy en día estamos ensamblados, confiamos el uno en el otro y disfrutamos. Después de ensayar 15 años consecutivos con bandas tengo que admitir que el formato dúo y encima sin salir de casa es MUY cómodo y nos tiene a ambos flasheando. Apolo (nuestro hijos de seis meses) se va a dormir a las 19, y después papá y mamá se abren un vinito y se ponen a ensayar. ¡Ideal!

¿Cómo decidieron el nombre el proyecto?
Hace años estaba entrando al apto donde vivían Felipe Reyes y la mamá de su hijo, Josefina. Felipe estaba agarrando libros que un vecino estaba sacando de su casa, tirando, donando y me dijo "llevate éste". Era El beso y otros cuentos de Anton Chejov. El día que estabamos pensando con Luis nombre para el proyecto atrás mío estaba la repisa con libros de casa y bien cerquita de mi cabeza se leía ese título. Luis lo sentenció: "El nombre es BESO".

¿Que expectativas tienen en esta nueva etapa?
Componer, sacar temas, que sean bien recibidos y tocar.