Boom Boom Kid para todas las estaciones

 Kara V Fotografía

Kara V Fotografía

Kristel Latecki

Boom Boom Kid ha hecho de Montevideo una segunda casa musical, y en esta ocasión regresa para presentarse este sábado 12 en Plaza Mateo, con un nuevo trabajo: El disco del otoño, su primer álbum desde el coloso compilado Demasiado en fiestas sin timón y con el mono al hombro de 2014.

Se trata de la primera parte de una obra conceptual inspirada en Las cuatro estaciones de Vivaldi, pero en versión BBK. Editará cuatro discos y en total 60 canciones que canalizarán todo lo que Nekro tiene para decir, explorando diferentes sonidos. 

En esta ocasión el músico argentino viene con una banda reformada. Luego de la partida del bajista Darío López, BBK incorporó a un músico de renombre: Flavio Cianciarulo de Los Fabulosos Cadillacs, que comenzó a grabar para el próximo álbum, El disco del invierno.

Antes de llegar, el referente del hardcore contó sobre la idea de esta serie de discos y especialmente sobre su primer corte, Rosas rotas.

 

¿Cómo surgió la idea de hacer un disco por estación? 
La idea de las cuatro estaciones surge porque yo todas las mañana me levanto acá en casa, me tomo mi tiempo para estirar, para meditar, para saludar al sol y siempre lo acompaño con música, música instrumental. Tuve una temporada con Las cuatro estaciones de Vivaldi y se me ocurrió hacer un disco de Boom Boom Kid que salga por estación. Estuve como ocho años sin sacar un disco grabado en un mismo estudio, con un mismo técnico, y eso me dio un puntapié para salir nuevamente y hacerlo de esa manera. También tenía muchas ganas de decir cosas, en estos tiempos que estamos viviendo, sino exploto che...

¿Hay alguna temática que una a los cuatro álbumes o serán cada uno unidades aparte?
La temática de Las cuatro estaciones es la misma: ansias de paz, de amor, de tener cada vez más tiempo de hacer lo que más me gusta y conseguir mi libertad. De eso hablan todas las canciones, eso es el motivo por el cual yo estoy saliendo hacer música hoy por hoy. Un mensaje de paz y de amor, como siempre.

Comentaste que este disco es más experimental que los anteriores, ¿en qué sentido te referís?
La grabación de El Disco del otoño no tiene nada que ver con El Disco del invierno y tampoco va a tener que ver con el de primavera y el de verano. Son todos experimentales. Lo que tiene mas de experimental El disco de otoño, es que luego de 16 años de estar tocando con Darío, el pelado que tocó conmigo de la última etapa de Fun People, por razones muy, muy personales no continuó tocando. Entonces decidimos entre los tres que quedamos, Javi en guitarra y Chelo en batería, de hacer un disco sin bajo. Como un disco de duelo, de despedida. Y bueno, se logró de esa manera, así como lo escuchás. Quizás si no te lo digo no te das cuenta pero bueno, lo hicimos de tres y sin incluir bajo.

Quería que me cuentes sobre la génesis de Rosas rotas. ¿Sentías la necesidad de aportar algo sobre todo lo que está pasando con la violencia de género ahora?
Rosas rotas es la continuidad de lo que es mi historial de composición de música. Mis canciones hablan y son una herramienta para decir, para tratar de conseguir lo que quiero, que es ante todo que nos liberemos de esas cosas toscas que portamos, a veces que tienen que ver con el ninguneo de los hombres hacia las mujeres, ¿no? Y también por entes siniestros como la Iglesia Apostólica Romana, que siempre están metiendo manos donde no tienen que meterse. En el año 1995 un single que se llamaba El aborto ilegal asesina mi libertad, canciones como Lady, o Esos días y otras más. Es un poco más de la continuidad de la lucha. Lamentablemente no me gustaría seguir escribiendo sobre esto, pero necesito escribirlo porque me da mucha bronca que todavía, viviendo los días que vivimos, aún las compañeras tengan que pasar por lo que están pasando en todo el mundo. Entonces, es esto otro llamado a la atención de nosotros los hombres como nos portamos con las chicas. Y también para que nos cuidemos más y dejemos a las personas ser, sea el sexo que tengan.

¿Cómo se generó el vínculo con Flavio Cianciarulo y cómo terminó formando parte de tu banda?
La relación Flavio surge por su hija Cocó que es surfer, skater y ella siempre escuchaba mucho mi música en su casa. A Flavio lo conozco hace muchísimo tiempo, desde la época de Fun People, ya que también me venía a ver y bueno, nos hicimos amigos con el tiempo. Luego en un momento se enteró que nosotros no teníamos bajista, y me dijo: "Loco, yo me sé todos los temas". Me siguió insistiendo y un día vino a la sala y probamos los temas. Nos fuimos a una mini gira y así terminamos grabando El disco del invierno. Tenemos la suerte de que Flavio no está tocando en este momento con los Cadillacs ni con sus otras actividades que tiene, entonces viene con nosotros a Montevideo. Así que vamos con un bajista buenísimo. Allá en Montevideo tenemos a Leito (Leonardo Bianco) que viene de Pirexia y ahora está tocando en Motosierra, pero siempre tocó con nosotros. Es un gran bajista.

¿Qué podés contar de El Disco del invierno?
El Disco del invierno ya se puede escuchar algo, Solo eres libre cuando sonríes que está subido en la red, y bueno, eso es un adelanto del disco, que más que de la música puede hablar que un disco, ¿no? Está grabando el Sr. Flavio y sale ahora a fin de mes. Quizás adelantemos alguna canción, no lo sé. Vamos a presentar El disco del Otoño entero, que ya son 15 canciones y más el repertorio que tenemos para tocar, son como 60 temas, así que veremos. Pero no faltará oportunidad para ir a presentarlo, siempre hay que tener una buena razón para volver a tocar nuevamente mi querida coqueta del plata, Montevideo, ¿no? 

Toda la información sobre el show de Boom Boom Kid en Plaza Mateo se puede ver aquí.