Riel: dos personas y mucho ruido

 Dana Ogar

Dana Ogar

Kristel Latecki

Riel es una de esas bandas cuyo sonido es compacto. No sobra nada, pero más importante,  tampoco falta. Los identifica un minimalismo ruidoso dado por la utilización de solo dos instrumentos, pero con su guitarra (más pedales) y batería llenan cualquier silencio

Es esa mínima expresión rockera, -y también una particular sensación de que habitan en un espacio sin tiempo, donde suenan viejos y nuevos a la vez-, lo que los ha colocado dentro de los grupos argentinos más excitantes de los últimos años y los ha hecho viajar por diferentes puntos de la región. Eso se condensó en su más reciente disco: Sueño Eléctrico (2016), donde la firme batería de Germán Loretti se mueve velozmente entre el redoblante y los platillos, mientras que la guitarra y la voz de Mora Riel llena los espacios con riffs distorsionados y llenos de fuzz, largos acoples y melodías que adornan con extrañeza letras simples y concretas.

Este fin de semana vuelven a Montevideo para realizar su Gira Playerita vol. 4, y se presentarán el 17 y 24 de febrero en Tundra Bar con varias bandas amigas. Previo a su llegada, hablamos con el dúo sobre su identidad sonora y qué los depara para este año. 

 

¿Cómo fue el proceso de dar con un sonido propio, y que además no estaba siendo predominante en la música indie argentina?
Nosotros lo sentimos como un proceso que se fue dando de forma natural, casi sin pensar. Ser un dúo nos ayudó a trabajar el sonido desde el minimalismo, llenar lo más posible con la menor cantidad de herramientas. Por eso siempre nos sentimos identificados con el "menos es más". Es un lindo desafío para nosotros hacer la música que nos gusta con solo dos instrumentos, guitarra y batería.

¿Cómo encaran el desafío de no tener una formación rockera "tradicional" y prescindir del bajo?
Que se generara naturalmente este desafío musical fue lo que nos hizo buscar un sonido propio y desestructurar la formación convencional de banda. Somos de escuchar mucha música e investigar muchas bandas y nos gusta lograr un sonido distinto, hacer algo nuevo que pueda llegar a la gente de una forma única.

En muy poco tiempo han logrado mucha trascendencia por fuera de los límites de Argentina. ¿Esto a qué se debe? ¿Su estilo, mucho laburo, su vínculo con sellos independientes de afuera?
Para nosotros es muy importante el show en vivo, la conexión con el público, esa adrenalina que se genera. Además nos gusta mucho viajar, salir a la ruta y llevar nuestra música a la mayor cantidad de lugares posibles. Por eso desde el principio salimos de gira, buscando que todos puedan presenciar la energía del show en vivo, además de escuchar el disco.

Sentimos que el impacto de los shows y ese sonido nuevo que buscamos llega a la gente y sorprende en todos los lugares donde vamos, desde Uruguay y Paraguay, hasta México y Estados Unidos. Es muy lindo ver esa respuesta positiva y eso nos da más ganas de seguir componiendo y viajando.

Justo hace unos días Jack White dijo que al rock le falta sangre joven y más salvajismo. Y aunque a priori uno puede estar de acuerdo, hay un montón de bandas que justamente están poniendo todo eso sobre el escenario, y además de todo hay muchas que son lideradas por mujeres. ¿Ustedes qué opinan al respecto? ¿Estamos en un momento digamos "esperanzador" del rock?
Nosotros creemos que es un muy buen momento para la música independiente. Siempre lo decimos, hay cada vez más bandas y más medios para expresarse. Cada vez es más fácil tener un estudio casero o grabar un disco en algún estudio amigo. Además del acceso a internet y todas las plataformas que hay para mostrar lo que uno hace.

Creemos que lo que hace falta es un mayor interés por parte de los medios masivos de comunicación, estaría bueno que haya más periodistas de las grandes revistas, radios o incluso televisión investigando las pequeñas escenas. Así hasta Jack White y todos podrían ver que hay mucha sangre joven creando cosas nuevas que valen la pena, sin necesidad de tener que investigar en Bandcamp o Spotify.

Sueño Eléctrico fue una suerte de evolución con respecto a los discos anteriores, y presentaron la novedad de sumar un fuzz. ¿Qué sonidos o texturas les interesa seguir explorando?
Nos gusta ir evolucionando el sonido disco a disco y sobre todo buscamos al momento de grabar, lograr el sonido más parecido posible al del show en vivo. Sueño Eléctrico fue el primer disco que trabajamos con productor, nuestro gran amigo Estanislao Lopez, y delegamos más decisiones que en los anteriores donde hacíamos casi todo nosotros. Fue un trabajo compartido súper positivo. Por eso vamos a volver a trabajar con él en nuestro próximo disco que ya estamos empezando a pre-producir y grabaremos a fines de este año para presentarlo en 2019.

Este año tenemos la idea de sacar un EP en forma de adelanto, en el cual también trabajaremos con Estanislao, y siempre contando con el apoyo de nuestros sellos Casa del Puente Discos (ARG) y Buen Día Records (MX-US).