PiiiLA presenta su primer show en vivo con Anorgasmia, Trópico Duclós y Las Cobras

Kristel Latecki

Hoy a partir de las 21 horas PiiiLA tendrá su primer show en vivo en el marco del Fest Contrapedal. Será una noche donde salimos de las tinieblas iluminadas por el monitor de la computadora para celebrar, conectarnos con los lectores y disfrutar de la música de amigos de la casa.

PiiiLA es un sitio que tiene como primer objetivo darle lugar a artistas emergentes, músicos que están editando sus primeros discos y propuestas que nos conquistan como oyentes y amantes de la música. Y este show intenta reflejar eso.

En esta ocasión nos acompaña un trío de artistas que a pesar de sus diferencias los une un espíritu rupturista, algo que sentimos que también nos representa. Anorgasmia, Trópico Duclós y Las Cobras serán los responsables de hacer de esta una noche inolvidable, y están todos invitados para hacer de ella una fiesta.

Este es apenas el primer evento de PiiiLA, y esperamos nos acompañen hoy y en nuestras próximas aventuras. La entrada para este show sale $150 en la puerta, pero quienes quieran asistir a todo el festival pueden comprar sus entradas en RedTickets a un precio que es un regalo: $1.030.

De ahora en más dejamos a las bandas que hablen.

 

Anorgasmia

Stephany y Martín son Anorgasmia, un dúo de folk punk gritón y ansioso, con una instrumentación más cercana al country yanqui que a la distorsión inglesa. Están preparando un disco debut que tendrá fecha de edición en invierno.

¿Cómo se formaron y llegaron a este sonido medio folk punk?
Nuestro sonido surge como una especie de mezcolanza musical y una idea como más global de formar una banda que pueda adaptarse a cualquier situación, formato y espacio, y que de alguna manera nos sea práctico viajar y compartir nuestros ruidos en otros lugares. Anorgasmia nace desde este espíritu por la movilidad aunque no la practiquemos constantemente, dado que también nos gusta tirarnos en el sillón por días. 

Concretamente en Febrero de 2016 el universo nos otorgó la posibilidad mágica de viajar a Houston, Texas a visitar un gran amigo llamado Barty, con quien ya habíamos tocado en diferentes proyectos en Uruguay. Él hace tiempo venía colgado y agitando con que en Houston había millones de bandas de la movida crust punk que tienen el formato de tocar así nomás, con lo que venga y en dónde sea. Incluso se hacen muchos eventos autogestionados en casas, lejos de los circuitos de boliches (que por lo visto son jodidos en todos lados del mundo). Antes de viajar, gracias a Barty y a nuestra curiosidad cibernauta, ya nos habíamos fanatizado por el mundo folk punk con bandas como Days N’ Daze, The Taxpayers y Johnny Hobo. Cuando llegamos a Houston ensayamos unas canciones, tocamos un par de veces en esa ciudad bajo el nombre de Charly Frello y nos largamos a hacer una mini gira en la que terminamos tocando en una especie de hermosa casa-depósito en Boulder, Colorado, y todo cubierto de nieve hasta las manos. Allí vivían unos pankis re buena onda que nos abrieron sus puertas para compartir algunos temas que luego terminamos tocando acá con Anorgasmia. También quedamos maravillados con la forma en la que interpretaban sus canciones, rítmicamente al re palo, gritando hasta desgarrarse la voz y sin demasiadas complicaciones. 

Cuando volvimos, estuvimos un tiempo entre idas y venidas para decidirnos por fin comenzar a ensayar bajo un nombre nuevo y con algún objetivo a corto plazo. En Febrero de 2017, un año después de nuestro viaje, Polen (amiga y artista de la vuelta), organizó una feria y tokata abierta en una plaza de Cordón. Con tres temas ensayados, fuimos a la carga y nos sentimos realmente muy bien recibidos por toda la gente que allí se conglomeraba. Cuando llegamos a esa plaza no nos sentíamos una banda, pero cuando nos fuimos nos convencieron de que sí, y que deberíamos empezar a tocar seguido. Y más o menos así fue. En abril tuvimos nuestro primero toke oficial en el festival #Doblekerri organizado por Estampita Records, colectivo del cual formamos parte, y desde ese momento no paramos más, siempre guiados por esa idea de resolvernos con lo que hay, cargar y conectar poco (o nada), y proyectar mucho hacia afuera. 

¿Cómo se dio su combinación particular de instrumentos (sobre todo la presencia del banjo y el washboard)?
El washboard, que en realidad es una vieja y rudimentaria tabla de lavar, lo compramos por internet (el envío salió como cinco veces más que el instrumento), antes de viajar a Houston. Lo llevamos  en nuestro viaje y ahí mismo compramos el banjo, que también es un clásico del country. Si bien esos instrumentos han sido claves para nuestro sonido (porque la guitarra suena a guitarra y no hay otra vuelta), no hemos descartado la idea de incorporar nuevos así que estamos abiertos a que nos regalen cosas. 

¿Qué pueden contar de su disco debut que están preparando?
Nos venían agitando desde el año pasado con que grabemos algo. Tuvimos una breve experiencia a cargo del Nico Plá (de los proyectos Salo y Olso) y Aimar Medina, un equipo re lindo con el cual grabamos un tema en noviembre. Luego en enero los convocamos a ellos mismos para grabar este disco que estamos preparando. Con la ayuda técnica y préstamos de equipos de más gentes de Estampita, logramos grabar 8 canciones que forman parte del repertorio que veníamos tocando, más una canción nueva nueva. En el disco van a participar un montón de amigos, lo que se traducirá en una especie de Anorgasmia expandida (por robarle el término a Ameba). El proyecto viene demorado, como todo disco notable. Faltan grabar un par de cosillas y toda la post producción pero esperamos que este invierno esté presente en forma de ceros y unos y pueda descargarse libremente desde nuestro futuro Bandcamp. Luego vendrá la presentación y el formato físico, y todas esas bellas tradiciones que implica el hecho de ser estrellas de rok. 

¿Cómo se preparan para este show y qué esperan de él?
Venimos con una gripe que logramos transformar en felicidad y ganas de compartir ruidos. Vamos a tocar todas estas historias para niños enfermos, en el lugar que tanto amor nos ha suministrado y junto a tremendas bandas. Esperamos en principio que vaya gente, nos vea, nos dé un abrazo y en lo posible no se contagie. También vamos a hacer algo de bulla de que en mayo traemos a Bestiario, una banda de Colombia,  así que va a ser inevitable el espacio publicitario dentro de nuestro toque.  Pero será ameno y poderoso, sin duda alguna. 

 

Trópico Duclós

 Mariana Orman

Mariana Orman

Matías Rodríguez ya tiene varios años de rock junto a Cadáver Exquisito, pero el año pasado lanzó un nuevo disco con Trópico Duclós, su más reciente proyecto, junto a Leandro Rebellato (también de Las Cobras) y Manuel Souto.


Tu banda principal vendría a ser Cadáver Exquisito, ¿cómo surgió Trópico Duclós?
Trópico Duclós surge como un lugar para plasmar algunas canciones que venía haciendo, o que tenía ganas de hacer, que no cuadraban mucho con lo que hace Cadáver Exquisito. Si bien Cadáver va variando de disco a disco, hay algunos lineamientos generales, más bien invisibles, que influyen a la hora de componer. También en Trópico las cosas son más expeditivas, tanto en la composición como en la ejecución: si funciona, si buena bien, queda, no se da eso de “bueno está bien pero metamos un riff y un corte acá” que es típico de Cadáver. El proceso de grabación, por el contrario, es bastante metódico. Trópico, además, es un canal para mis otras influencias: Sonic Youth, The Cure, My Bloody Valentine, Slowdive, cosas más climáticas y etéreas. 

Canción para Kim Gordon, una de las primeras canciones, ¿nació posta leyendo su libro? ¿Cómo surgió este tema dedicado a ella?

La letra de la canción nació leyendo Girl in a Band, sí. Ya tenía la música, y los arreglos de guitarra, pero me faltaba la letra. Leí el libro estando en New York, me lo compré allá y me enganché tanto que andaba siempre leyéndolo por ahí, especialmente en el subte. La letra la empecé a escribir en el tren G, en Brooklyn, y en realidad es bastante literal en lo que dice. En esas semanas me pasé escuchando a Sonic Youth y haciendo esas cosas chotas de fanático: “ah, ta, esta es Murray Street”. Si bien ya la admiraba muchísimo, todo lo que me enseñó y me emocionó ese libro (y las muchas cosas que me hizo ver) generó que apareciera esa canción.

¿Qué podés contar del próximo EP en el que vienen trabajando?
El próximo EP probablemente se llame Tokio, aunque el título está en veremos. Van a ser 6 canciones, un número elegido de forma tan azarosa como inamovible una vez establecido. Musicalmente me parece que el EP arranca a partir de Ciervo de Miyajima, el tema del disco Imagen Inestable donde creo que logramos zafar más de que el centro sea la guitarra. Al igual que en Imagen Inestable, más allá del trío básico (Manu, Lea, yo) va a haber pinceladas de huéspedes transitorios del Trópico Duclós, por llamarlos de alguna manera. Una pianista muy talentosa, un violín demente, una guitarra californiana espacial, una guitarra blusera de la Ciudad Vieja, un ruidista profesional de Paysandú. Como todavía no grabaron, mejor darlo por hecho. Además del EP, en breve va a salir el video del tema No Dormir, hecho por Sofía Córdoba con unas imágenes alucinantes de Kyoto y Tokio.

¿Cómo se preparan para este primer show del año?
La preparación ha sido la habitual: ensayos nocturnos entre semana, generalmente muy divertidos, y generalmente no tan nocturnos porque somos gente grande que madruga y vuelve temprano a su casa a mirar videos de pedales en YouTube. 

 

Las Cobras


El año pasado fue el año de Las Cobras. El dúo de Canelones conformado por Sofía Aguerre y Leandro Rebellato (y completado en vivo por los amigos de Color Horror) debutó a lo grande: fueron editados por el sello inglés Fuzz Club y explotaron gracias a su psicodelia con tintes uruguayos. Su disco Temporal fue uno de los mejores del año, y tras una gira por Chile y Perú vuelven a Montevideo.


¿Cómo vivieron la repercusión de su disco y todos los buenos augurios que recibieron finalizado el año? 
Con mucha alegría y sorprendidos, especialmente por haber aparecido en tantos recuentos de lo mejor del año, tanto en la prensa local como internacional, creo que nos sorprendió más haber salido en los diarios y blogs locales porque sinceramente no lo esperábamos. Es una satisfacción que a tanta gente le haya gustado un disco que hicimos encerrados en un cuarto. 

Este 2018 lo arrancaron de gira, ¿qué pueden contar de esos días de viaje? 
La gira estuvo increíble, tanto por los recitales como por toda la experiencia, tocamos en Santiago y Lima. Fue bastante complejo coordinar entre todos, por temas laborales y demás, por ejemplo Joey no llegó a Santiago, así que tocamos en un formato más reducido. Se nos sumó en Lima, ahí pudimos tocar a banda completa. Nos fuimos en bondi desde Buenos Aires hasta Santiago, el viaje atravesando la cordillera fue mágico. Luego de 30 horas de viaje, contando el barco desde Montevideo, llegamos a Santiago y a las dos horas ya estábamos probando sonido en Loreto, que es el bar donde tocamos. Por suerte el bar estaba lleno y fue toda una fiesta. Ahí tocamos con Vuelveteloca que es una gran banda con la que compartimos sello. Al otro día tocamos en la vereda de una pizzería, fue toda una experiencia nueva, pero la pasamos genial. Tocamos con Los Fictions, que además de ser una gran banda pegamos muy buena onda. En esa fecha pasó música DJ El Manyin que nos ayudó mucho en Santiago para coordinar las fechas, y luego del toque seguimos la noche en la casa/estudio del sello Algo Records, mítico sello chileno, fue el mejor after de toque de la historia (risas). 

Al otro día nos fuimos en avión a Lima, allí nos quedamos en la casa de Arturo, que es el que maneja el sello Necio Records (sello que va a editar el primer disco de Color Horror, banda con la que compartimos integrantes), allí pasamos unos días hermosos recorriendo la ciudad de Lima. No paramos de comer y comprar discos de Chicha, el barrio en donde estábamos (Chorrillos) era bien alejado del centro, teníamos que tomar dos ómnibus y demorábamos una hora y media para llegar al centro, así que el viaje nos permitió conocer otros barrios que no hubiéramos conocido de otra forma. En lo de Arturo se quedó Guido de la banda cordobesa Hijo de la Tormenta y los Vago Sagrado, tremenda banda de Santiago, preciosas personas que generamos una linda amistad, así que seguro volveremos a Santiago a tocar con ellos por allá. 

En esos días previos a los shows, nos pasamos recorriendo, tomando cerveza Cusqueña y Pisco, además hicimos un par de entrevistas en radios, en una entrevista tocamos en vivo en un formato muy raro, Diego que toca la batería a falta de bombo usó un sillón (risas). En Lima tocamos en el Festival Undercaos III, donde tocaron 14 bandas en dos escenarios, y tocaron bandas de Chile y Argentina, fue una noche larguísima e intensa. Al otro día tocamos en Casa Bagre, un antro en el centro limeño, el toque fue medio caótico porque tuvimos que terminar antes, pero igual la pasamos muy bien, ese día por culpa de un whisky caliente hubieron varios soldados que cayeron (risas). 

¿Qué se trajeron de Perú? 
Varios kilos de más, muchos discos de Chicha, ¡y la receta de la papa huancaína! Darío se trajo su amor por la Inca Kola, elixir peruano al que todos caímos rendidos. 

¿Cómo se vienen preparando para este primer show del año acá? 
Estamos con muchas ganas de tocar. Desde el año pasado que no tocamos en Montevideo y seguramente no lo hagamos hasta mediados de año, así que es una linda oportunidad para encontrarnos.