Los beats detrás de las Crème Sessions

 RAD AF

RAD AF

Este viernes, Crème Sessions, la serie musical realizada por Pure Class Music, saldrá del estudio y mostrará lo mejor que tiene para ofrecer el hip hop con una fiesta que promete tanta calidad como baile.

La música la llevarán los cuatro beatmakers que participaron de este proyecto. Fueron los responsables de las bases sobre las cuales trabajaron y se lucieron los once MCs que protagonizan cada capítulo.

Su trabajo suele ser puertas adentro, entre la computadora, los instrumentos y ellos. Pero en esta ocasión, Dubchizza, Farath Beats, Zalo Solo y Fede Pignatta abren sus estudios para contestar algunas preguntas y revelar sus métodos de trabajo, qué los inspira, así como también otros pormenores de su participación en Crème Sessions.

 

DUBCHIZZA

¿Cómo comenzás la creación de un beat y qué te inspira?
Generalmente hay una melodía, un riff o un ritmo dando vueltas en mi cabeza y ni bien puedo agarrar la compu lo grabo y empiezo a sumarle otros elementos. Esa es la forma en que me salen naturalmente, pero a veces para buscar resultados diferentes trato de cambiar mi método. Por ejemplo, sampleando algo o diseñando algún sonido fuera de lo común. La inspiración la encuentro en el proceso mismo porque es algo que siempre me entusiasma, puedo empezar un beat a la fuerza y en seguida me engancho tratando de mejorarlo.

¿Qué estilo dirías que te caracteriza?
Me gusta moverme libremente entre géneros, no me siento en compromiso de representar ningún género. Igual creo que si algo me caracteriza es que soy más de componer la música con el teclado y no tanto de samplear.

En esta ocasión te tocó hacer solo un beat, pero te encargaste de la grabación y mezcla, ¿cuál fue el mayor desafío de todos?
El mayor desafío fue mantener la máquina bien aceitada (Risas). La grabación fue sencilla, pero cuando empezaron a salir los videos básicamente tenía una semana para mezclar, recibir el feedback del beatmaker, el MC y Rolo y hacer los ajustes. En algunos casos los MCs también me pedían algún aporte musical al beat y me tocó agregar algunos bajos, algunos cortes y alguna otra cosa.

¿Qué tuvo de particular trabajar en este proyecto?
Yo lo viví más que nada desde el lado de la mezcla. Como los capítulos salían semanalmente iba viendo cómo la gente recibía el proyecto a medida que iba trabajando en el próximo capítulo. Es una dinámica que no se da por ejemplo en un disco.

Contame sobre track que hiciste, que tiene unos fuertes bajos y se destaca bastante por su beat más bailable.
Este beat es uno de esos donde traté de salirme de mi rutina. La premisa fue usar el segundo acorde del Rhodes, que es un acorde que los tecladistas evitamos generalmente por su disonancia. Cuando ya tuve el riff del Rhodes me di cuenta de que el tempo se prestaba para esa batería bien bailable. Quise que el beat tuviera ese perfil bajo y misterioso, por eso es que los instrumentos están todos en un registro grave, lo que le permite al MC ser el protagonista.

 

Farath Beats

¿Cómo solés comenzar la creación de un beat y qué te inspira?
No tengo una manera específica, más bien varias. Lo mas común es inspirarme en algún sonido de música vieja, pre 80s. Alguna sonoridad, melodía o patrón percusivo puede disparar ideas sobre las cuales construir una instrumental. Paso mucho tiempo buscando música rara y generalmente descompongo los samples en células pequeñas para construir con ellos nuevas ideas. Otras veces se me ocurre alguna melodía y la registro en el celular, luego cuando llego al estudio la recreo con algún sinte o la guitarra. Otras veces probando sonidos de sintetizadores me surge alguna idea musical sobre la cual construyo el resto del beat.

¿Cómo fue tu acercamiento al trap para el track que terminó haciendo Berna? 
Ese es el primer trap que produzco y que sale publicado en algún lado si no me equivoco. Hace años que cada tanto hago o intento hacer algún beat de ese estilo, pero generalmente no me gusta como me quedan y terminan almacenados en el disco duro de mi laptop o directamente los borro. En este caso me pareció que había logrado algo interesante y por suerte a Berna le cuadró para meter un tremendo rapeo. 

¿Eso es algo que en el futuro te interesaría explorar más?
Puede ser, siempre estoy abierto a hacer todo tipo de música. Me gusta saber qué música se está escuchando y tener una idea de cómo se produce para poder aprender nuevas técnicas e incorporarlas en mi música. En este momento tengo varios beats de trap o cosas por el estilo que van a ir saliendo en un par de discos que estoy trabajando con otros MCs.

En tu caso usaste el beat de Fede Pignatta y te animaste a hacer algo diferente a lo que venís haciendo, más melodioso y cantado. ¿Cómo surgió esa asociación entre los dos y cómo fuiste encontrando esta voz?
Es curioso que varias personas me hablaron de el hecho de cantar y yo lo veo como algo súper natural que siempre estuvo ahí conmigo, pero se ve que no lo había mostrado lo suficiente hasta hace poco. Lo disfruto mucho y me surgen muchas ideas de melodías sobre beats tan lindos como el de Fede. Con él nos conocemos hace muchos años; supimos tocar juntos hace más de diez años e inclusive tratamos de hacer algún proyecto en. Siempre me gustó mucho el encare que tiene con el teclado y cuando me dijo que estaba haciendo beats le pedí que me mande algo. Cuando me lo mandó me puse a escribir en el momento y en el correr de una semana tenía la letra terminada.

Contame sobre del beat de Gula, ¿qué es ese sonido como a palo de agua? 
Me encanta que me preguntes por eso porque ese sonido lo creé yo tratando de zafarle a los loops y samples que suelen abundar en la composición de música electrónica y que muy seguido vemos repetidos por ahí. Creo que los beatmakers tenemos que hacer el esfuerzo de crear nuestros propios bancos de sonidos para llegar a un sonido personal. Ese sonido como de palo de agua que suena constantemente lo logré grabando unas chajchas,  un instrumento de percusión boliviano hecho con pezuñas de cabra. En lugar de sacudirlas como generalmente se hace, yo las puse entre mis manos y las fui frotando. Luego a ese sonido le puse delays, alguna distorsión y algún que otro filtro y quedó eso. Cumple la función de ensuciar de una manera linda digamos.


Fede Pignatta

Esta es una de tus primeras incursiones en la creación de beats. ¿Cómo te acercaste al género y finalmente te animaste a largarte en este proyecto?
La primera publicación de un instrumental propio, fue el “rhythm” (beat de reggae) Let Jah be praise para Ras Shanti ft. Cerdic “Congo” Myton. Éste sería el segundo beat, aunque vengo investigando en la producción musical desde hace mucho tiempo.
Participé en el proceso de producción y grabación de los dos discos de Atlántico Negro, además de estar siempre grabando cosas con amigas y amigos. Uno de ellos es Farath, que un día llamó diciéndome que tenía ganas de incluir el track que veníamos trabajando en un ciclo de música que estaba produciendo Pure Class Music, y me pareció genial. Se dio todo de forma muy natural.

¿Cómo nació ese tema?
Fue una co-producción junto a Farath. Surge de alguna conversación donde al comentarle que estaba produciendo beats me dijo que le compartiera algo, así que un día le envié el demo instrumental, me contestó que le copaba y me escribió: “resérvamelo que voy a escribirle una letra”. Fue así que en los días siguientes nos juntamos un par de veces en su estudio, El Clap, y fuimos grabando y dándole forma al tema entre los dos.
El proceso fue muy fluido, en un par de semanas teníamos el tema y a la semana siguiente se estaba grabando el video para Crème Sessions. 

¿Cuál es la inspiración detrás de este beat? Resultó muy minimalista, apenas aparece una percusión en el estribillo.
Personalmente cuando compongo no lo hago inspirado en algo o en alguien, sino más bien es un intento o búsqueda de expresar sensaciones que puedan reflejarme en parte lo que soy o lo que puedo ser.
Es así que me embarco en un proceso de ensayo y error sin pensar en géneros musicales, sino más bien algo experimental.
Tengo formación en Bellas Artes, así que abordo la composición como si se tratara de hacer un collage con sonidos, que puestos juntos, tengan una relación en favor de lo que imagino. 
Para los beats que estoy produciendo me propuse el concepto de usar pocos canales de la consola, ocho o menos. Me interesa la búsqueda de los elementos esenciales, las armonías, el ritmo, el sonido, el silencio, el loop, generar una atmósfera, un lugar imaginario.

¿Cómo ves el resultado? ¿Es algo que vas a seguir haciendo?
Creo que congeniaron muy bien letra y música en esta canción. Estoy muy conforme con el resultado, y muy contento de trabajar con Farath que es un amigo y además es un tipo que sabe lo que quiere, eso hace que el proceso sea fluido y es en ese intercambio, del acto creativo, que uno aprende y crece.
Siempre estoy haciendo cosas, tanto en sonido como en imágenes, que por lo general las comparto en mi Instagram. Así que sí, ya estoy en lo próximo.

 

Zalo Solo

¿Qué tuvo de particular trabajar en este proyecto?
Creo que lo que más rescato de las Crème es lo involucrado que estuve. Desde que me plantearon la idea y le aporté mi pequeña cuota de sugerencias, hasta darle un rostro haciendo la imagen gráfica y el diseño. Además, hace unos años ya que andaba con ganas de tener otros raperos sobre mis beats, y creo que fue la mejor plataforma para llevarlo a cabo, dado que todos los MCs del proyecto son Clase A. 
Esperaba mucho de todos, en especial cuando me enteraba que habían elegido uno de mis instrumentales, y que estaban en proceso de escribir y grabar. Quedé muy sorprendido, la verdad es que fue increíble el trabajo de todos. Me dejaron -más que conforme- feliz. 

¿Cómo comenzás la creación de un beat y qué te inspira?
Soy bastante "sample-centrado", y tengo varias maneras: a veces estoy viendo una película, escucho una canción de la banda sonora que me seduce, y freno todo para buscar cómo se llama y de quién es, así me la guardo. Otras veces me siento directamente a escuchar música y aparecen. Y las más frustrantes son las veces en las que me siento directamente a buscar un sample: puedo pasar tres horas o más buscando y no encontrar nada que se destaque. Mi inspiración creo que viene más que nada de ir a escuchar música en vivo. Tengo un bolichito a la vuelta de casa en dónde hacen jams de jazz que me vuelan la cabeza. Sino de otros géneros también, a veces para acompañar a algún amigo, otras de rebote cuando salgo. 

¿Cómo fue la realización del beat que terminó en manos de Gavo?
Al Gavo lo venía siguiendo de cerca hace un rato ya. Ese track fue el primero que salió, porque la idea de trabajar con él venía de antes. Ese beat tenía una estructura determinada, más para canción, con un estribillo definido por los vientos. Pero el encare que tuvo Punisher fue excelente, y lo que le escribió tienen mucha pregnancia, se queda contigo, se nota la confidencialidad de lo que dice y por momentos te acerca mucho a su persona. 
El beat es un ejemplo molde -y bastante prototípico si se quiere- de lo que me gusta hacer, de lo que persigo en este momento en particular, porque trato de re-inventarme cada tanto. Tiene un aire bastante nostálgico, y es rapero, pero en su esencia suena a jazz. 

Me gustaría que me contaras tu experiencia del otro lado como MC. ¿Cómo fue tomar la base de otra persona y construir sobre ella? Terminaste haciendo el track más romántico si se quiere. 
Soy bastante complicado para eso, estoy muy acostumbrado a controlar todo el proceso de la creación de mis canciones. Tampoco es la primera vez, por supuesto, es Farath inclusive quien también produjo uno de los beats para mi disco. Es gracioso, porque no pude con mi condición y le hice una -mínima, minúscula- modificación. Me gusta mucho lo que hace Farath, tiene un estilo muy pulido pero a su vez es versátil. Sabe mucho de sonido en general y tiene un gran oído, creo que por regla general tengo ganas de rapearle a todas las cosas que hace. 
Con respecto a la letra, sí, me fui un poco de mis parámetros acostumbrados quizás. Un cypher se presta mucho para la competencia, y siempre tengo una letra al pie del cañón, pero justamente fue por eso que quería hacer otra cosa. Al tener completa libertad para encararlo, me pareció una manera positiva de resaltar si buscaba la temática por ahí. Más allá de todo, uno escribe lo que siente, y la instrumental me ayudó mucho para llevarlo por ese lado.